Jueves, 21 de Enero de 2021

Comunicación y prensa

CECOVA: Notas y comunicados Colegios Enfermería C. Valenciana Noticias sanitarias Días Mundiales Fórum Enfermero del Mediterráneo OPE-2007 OPE-2014 Ofertas empleo OPE-2015 Fundación INDEX Nursing now OPE-2016 EIR-2020 COVID-19

14/12/2020 - Las enfermeras sufren la mayor sensación de riesgo, desamparo, ansiedad, estrés y depresión de todos los colectivos sanitarios

Según un estudio de Kayros Salud para Unión Sanitaria Valenciana

El 50% ha percibido riesgo de sufrir un contagio en el puesto de trabajo

El 44% de las encuestadas muestra sintomatología de estrés y son las más gravemente estresadas de todas las profesiones de la salud

Para el presidente del CECOVA, Juan José Tirado, “los datos arrojan la necesidad de dimensionar las plantillas de profesionales para que puedan dar la asistencia adecuada a la población que ha sido ingresada en los hospitales”

    La encuesta de Kayros Salud encargada por Unión Sanitaria Valenciana (USV) refleja que el colectivo de Enfermería ha sido y es el grupo profesional sanitario más afectado emocionalmente por la pandemia del coronavirus. “Las enfermeras son las que mayor sensación de riesgo y desamparo han sufrido, con la consiguiente ansiedad, siendo también las profesionales que más se han estresado y deprimido durante las dos olas de infecciones de Covid-19”, según destaca el presidente del Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) y presidente del Colegio de Enfermería de Valencia, Juan José Tirado.

    El 65% de las enfermeras asegura haber sentido que su situación emocional ha empeorado respecto a febrero del 2020 (antes de la pandemia), llegando incluso a haberse agravado mucho en el 20% de las encuestadas, el más alto de todas las profesiones sanitarias comparadas, según se refleja en el estudio de USV (entidad que incluye a una docena de profesiones sanitarias de la Comunidad Valenciana: enfermeras, psicólogos, médicos, farmacéuticos, ópticos-optometristas, odontólogos, veterinarios, fisioterapeutas, logopedas, nutricionistas, podólogos y terapeutas ocupacionales).

    El nivel de desamparo percibido entre las/os profesionales de Enfermería es de 3,08, calificando un 10 el sentimiento de que las autoridades sanitarias hubieran favorecido las medidas de protección necesarias (tales como EPIs –equipos de protección individual--, guías de actuación, etc.). Ante esta realidad, el presidente del CECOVA, incide: “Resulta significativo que el 20% de las enfermeras ha valorado esta cuestión con un 0. Una sensación que ha sido persistente en el tiempo”.

Riesgo de contagio

    Con respecto al riesgo percibido de sufrir un contagio en el puesto de trabajo, en el caso de Enfermería es especialmente alto, con más de un 50% puntuando 8 o más, y marcando con el riesgo máximo de contagio (10) el 32,5% de las profesionales  encuestadas. De nuevo el mayor porcentaje de entre los distintos colegios sanitarios presentes en el muestreo.

    En cuanto al estrés, las/os profesionales de Enfermería se hallan en el grupo más afectado, seguidas de los farmacéuticos, veterinarios y fisioterapeutas que traspasan la sintomatología leve, llegando las enfermeras a traspasarla y presentar sintomatología moderada. Cuando se focaliza en el 44% de la muestra con sintomatología de estrés, sobresalen, otra vez, enfermeras y farmacéuticos como los más gravemente estresados.

    “Se debe destacar”, según Juan José Tirado, que “las/os colegiadas/os de Enfermería de la Comunidad Valenciana llegan a niveles de entre el 8 y el 10, muy superiores al resto de profesionales. El nivel de estrés máximo ha sido manifestado por un 20% de trabajadoras/es de Enfermería que han sufrido la presión de la saturación de los hospitales en los picos álgidos de la infección”.

    Sobre la presencia de síntomas de depresión, el colectivo de Enfermería, junto a los farmacéuticos, ópticos-optometristas es el más gravemente deprimido. Una realidad similar a la que ocurre con la ansiedad, ya que las enfermeras llegan a la sintomatología media de estrés, seguidas por el grupo de farmacéuticos con sintomatología leve. Un contratiempo “que resulta muy preocupante” para el presidente del CECOVA porque “dentro del 62,5% de la muestra de Enfermería con sintomatología de ansiedad, el 17,5% traspasa la sintomatología severa y extremadamente severa. Unos datos que arrojan la necesidad de dimensionar las plantillas de profesionales para que puedan dar la asistencia adecuada para la población que ha sido ingresada en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y en el resto de plantas Covid de los hospitales”.

Manifestaciones somáticas

    Tras analizar la gravedad de las somatizaciones (síntomas físicos relevantes asociados al malestar psicológico), aflora que el 57,9% de la muestra presentaba sintomatología relevante, encabezando la alarmante lista las enfermeras, seguidas de farmacéuticos y otros sanitarios que presentan manifestaciones somáticas de mayor gravedad. Concretamente, en el colectivo de Enfermería, el 77,5% describe este trastorno.

    En la dolencia de Estrés Post Traumático (TEPT) se ha detectado que los grupos de Enfermería, farmacia, fisioterapia, veterinaria y otros sanitarios sobrepasan la sintomatología moderada de TEPT. Cuando se focaliza en el 67,8% que presenta sintomatología, se observa que estos colectivos son, especialmente el de Enfermería, los que muestran la sintomatología más grave.

    Las profesionales de Enfermería también constituyen el colectivo que mayor incidencia presenta en el Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC), pasando la sintomatología leve. El 60% del total de las enfermeras preguntadas mostró síntomas de TOC, frente al 40% que no lo exteriorizó.

    Por último, en la medición de los índices de discapacidad es “de forma recurrente, en Enfermería donde se encuentran los datos de mayor gravedad”, concluye Juan José Tirado. El colectivo de enfermeras es el que presenta los índices de discapacidad más graves, seguido de veterinarios, farmacéuticos, otros profesionales y fisioterapeutas.

    El muestreo se ha elaborado con cerca de 2.000 encuestas en dos fases comprendidas entre julio y septiembre de 2020, realizadas en varios puntos de la Comunidad Valenciana entre sanitarios y no sanitarios. El propósito del análisis ha sido evaluar la percepción del estado emocional en todas sus facetas psicológicas, la actuación de las autoridades sanitarias, o el nivel de riesgo de contagio.

Notas de Prensa