En nuestra web utilizamos cookies para análisis, y contenido personalizado. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. CERRAR
Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Comunicación y prensa

15/07/2016 - Manifiesto del Grupo ENSE para la detección precoz y prevención de la violencia escolar, doméstica y de género

La violencia vivida por un niño puede afectar seriamente su salud mental, física y/o social.

    El Grupo de Trabajo Enfermería en Salud Escolar del CECOVA ha redactado un manifiesto para la detección precoz y prevención de la violencia escolar, doméstica y de género.

    El citado manifiesto destaca que la violencia, en cualquiera de sus versiones, vivida por un niño puede afectar seriamente su salud mental, física y/o social (tanto sus relaciones interpersonales como su rendimiento académico).

    El acoso escolar - tanto directo como cyberbullying-, la violencia doméstica, de género o incluso la dirigida hacia uno mismo deben ser entendidas como fenómenos intolerables que deben detectarse precozmente y actuar en consecuencia, así como crear las herramientas necesarias para prevenir su aparición.

    El profesional de Enfermería Escolar, como experto en salud pediátrica en la escuela, integrante del equipo educativo multidisciplinar y gracias a sus funciones asistencial y docente, se convierte en pieza clave para ayudar en este cometido.

    El citado manifiesto destaca que la Enfermera Escolar es capaz de:
• Detectar a los alumnos que generan violencia, a los que la sufren y a los que tanto la imparten como la reciben.
• Prestar atención sanitaria inmediata a la víctima y coordinar los servicios sanitarios en caso de urgencia.
• Notificar al resto del equipo educativo y a los organismos pertinentes los casos sospechosos detectados en la consulta.
• Ofrecer apoyo y servir como referente de confianza cuando el alumno no se atreve a exponer el problema a otros adultos del centro (tutor, psicólogo...).
• Desarrollar los programas existentes dirigidos a la prevención y la detección precoz de situaciones de violencia mediante la realización de talleres y sesiones formativas encaminadas a fomentar la adquisición de habilidades sociales, detección de señales de acoso escolar, de violencia familiar y de género. Estos programas incluyen a toda la comunidad escolar, tanto alumnos como padres y profesionales del centro educativo.
• Formar parte de los equipos de intervención ante crisis y aplicar estrategias de intervención que ayuden a resolver conflictos.
• Identificar y redirigir a los alumnos que necesiten acudir a un Servicio de Orientación que profundice en su caso concreto.
• Servir de nexo de unión entre el centro educativo y los Servicios Sociales a los que están adscritos los alumnos.

    El profesional de Enfermería, mediante su labor docente y en colaboración con los Departamentos de Orientación del centro, educa a la comunidad escolar en habilidades de comunicación, manejo de la ira y afrontamiento y resolución de conflictos.

    La Enfermera Escolar permite crear un entorno escolar seguro y de confianza, donde los alumnos víctimas de algún tipo de violencia pueden estar seguros de estar cuidados por profesionales capacitados para actuar en su nombre y protegerlos.

Noticias